En Elevadores Jacsa Monterrey nos dedicamos, desde hace más de 15 años a la fabricación, mantenimiento, reparación, instalación, mantenimiento preventivo y correctivo de elevadores de carga en toda la república.

En esta ocasión queremos explicarle porque la seguridad de los elevadores modernos no falla.

Durante los años 1860 -1880 las necesidades industriales obligaron a la creación y desarrollo del elevador, pero al principio no contaba con medidas de seguridad y era frecuente que se rompieran los cables que lo sostenían.

En el siglo XX, las necesidades de seguridad de los elevadores se incrementaron significativamente hasta ser obligatorias, porque el incremento de rascacielos lo hacía indispensable.

El sistema de frenado de un elevador tiene dos mecanismos: Un regulador de velocidad ubicado bajo la cabina, este mecanismo detecta aceleraciones no deseadas y corta la energía al motor para detener el elevador.

El segundo sistema de seguridad, pero el más importante, es el freno de emergencia automático, consta de rodillos dentados al interior de los rieles donde viaja el elevador, si llegará a presentarse una rotura de cables o alguna otra razón que suelte la cabina, las piezas dentadas se ajustan o atoran y detienen por completo el ascensor.